Tag Archives: you never know

You Never Know; La historia detrás del corto (Parte 2)

Díganme que sí

Pasaron los meses y llegó el Term 3 y con ello la primer presentación del año que consistía en hacer un pitch con 3 ideas frente a los profesores que cada materia… ¡y yo tenía que lograr que eligieran la mía! Así que mi estrategia fue: decirla para que sonara muy fácil de hacer.

Para este momento, la calle oscura con los cuadros mágicos había tomado forma y quedó así:

“Un ladrón encuentra un vendedor de antigüedades dormido. Busca qué puede robar: hay cuadros antiguos y otras chunches/chunchelios pero cuando ve una lámpara mágica no lo piensa dos veces, la toma y corre, pero de un cuadro sale una mano gigante, lo atrapa y lo encierra en un cuadro. El vendedor abre los ojos, sonríe y vemos a otras víctimas en los demás cuadros.”

Al terminar mi pitch a los profesores parecía gustarles, pero les preocupaba que tuviera más de dos personajes, fue cuando Heather Garrow dijo muy firme “yo creo que ella puede hacerlo” y me sentí muy bien, pero me bajaron puntos por comerme una paleta en la presentación.

El Gran Comienzo

Estaba muy emocionada pero sabía que me acababa de echar un paquetote encima y no tenía muy claro cómo lo iba a lograr… También estaba triste porque tuve que terminar una relación importante para mí, pero esa decisión tenía que valer la pena.

En los seis meses siguientes fui a la escuela todos los días, de lunes a domingo y sí, estaba muy feliz porque hacía algo que me encanta.

Las noches eran largas y productivas, el modelado de personajes, props y escenarios me tardé unas semanas, pero el rigging del personaje principal me llevó ¡3 MESES! es que quería que tuviera bendings, squash & stretch, además estaba aprendiendo por mi cuenta una nueva técnica de rigging con folículos de cabello…

Animación con Folículos

Pero la verdad, es que me tardé más tiempo en el desarrollo del animatic, por que quería tener una narrativa visual de calidad. Lo que más me ayudó en el animatic fue la fotografía, siempre me ha gustado y un día que me peleaba con las cámaras en Maya mi compañera -Andy de la Cruz- me dijo: “Ánimo, tomas fotos muy padres, el corto te va a quedar muy padre” y eso me dio fuerzas para el resto del año.

El tiempo se me iba volando, me quedaban sólo 2 meses, y yo seguía entre tareas, clases y una que otra fiestita. El corto tenía 20 tomas y todavía me faltaban texturas, lighting, animación en algunas partes y compositing.

El último mes fue el más intenso de mi vida, no sabía que pudiera trabajar tanto en tan poco tiempo. Agradezco a -Jorge Sánchez- por la ayuda en lighting, a -Manuel Candanedo- que hizo texturas, y a -Arthur Mercader- y -Sean Kalra- por el color correction. Y aún así, días antes de la entrega no dormí más de 4 horas seguidas, dormía en la silla, sillones o acampaba debajo del escritorio.

Morita Sin Dormir

Después de todo el trabajo y esfuerzo les presento mi corto: “You Never Know”

Lucha por tus sueños, nunca te rindas cuando algo te haga feliz.

You Never Know; La historia detrás del corto (Parte 1)

You Knever KnowPor: Laura Mora, Directora Creativa de RanDom Studio

El Principio de un Sueño

“Si estudiara en Vancouver Film School, ¿de qué haría un corto?” Eso me preguntaba una noche en mi habitación cuando veía cortos de dicha escuela. Entonces tomé mi sketchbook, cerré los ojos y empecé a escribir lo primero que me imaginé: Una calle desierta, de noche, con un puesto abandonado de cuadros mágicos, aunque no sabía cuál era su poder.
Arriba Gustav. abajo Caronte. Personajes de You Never Know.

Arriba Gustav. abajo Caronte. Personajes de You Never Know.

Soy Laura Mora, soy Licenciada en Animación y Arte Digital por el Tec de Monterrey y me gradué en mayo del 2012. Ese mismo año fui a las oficinas de CONACYT buscando una beca para estudiar una especialidad de animación en el extranjero y para mi sorpresa me dijeron que sí, que más adelante abrirían la convocatoria para apoyar carreras que juntan el arte y la tecnología (tomen nota) así que estuve pendiente.

Un día me rompí los ligamentos del pie derecho escalando y a la siguiente semana salió la convocatoria de CONACYT y yo me deprimí mucho, porque una cosa es hacer trámites, conseguir todos los documentos (cartas de recomendación, certificados, validación del título, etc, etc, etc.) y entregarlos a tiempo, y otra hacer todo eso con un pie enyesado y muletas. Peeero nada es imposible, así que logré meter mi solicitud en tiempo y forma y otra vez a esperar.

Entonces llegó octubre y publicaron los resultados ¡y yo había ganado la beca! ¡No lo podía creer! Y a la vez me daba mucho miedo porque por primera vez en mi vida tenía que dejarlo todo y empezar de cero en otro lado. Además, acaba de terminar una relación y la idea de dejar cosas no me entusiasmaba mucho.

Beca CONACYT

Beca CONACYT

Un día antes; nunca imaginé…

El 1 de enero de 2013 llegó el día de viajar, llegué en la noche a Vancouver, la ciudad estaba oscura, callada y llena de neblina; yo seguía con la sensación de estar lejos de casa y no conocer a nadie, pensaba en dos cosas: una, tenía que empezar de cero en todo y dos, tenía que luchar mi sueño.

Vuelo a Vancouver

Vuelo a Vancouver

Al día siguiente empezaron las clases, el día era nublado y frío, así que salí con bufanda, audífonos, gorrito y mapa en mano, corriendo para alcanzar el camión y llegar a tiempo. Vancouver me dio una bonita bienvenida en el camino, donde conocí a Molly, una señora que también iba a Downtown, que me guió y me disparó el camión.

Al llegar al Scotiabank presentaron el video de bienvenida a Vancouver Film School: en ése instante sentí lo grande que sería el año.

Continuará…